Ahorro de Energía en Edificios. Código técnico de la edificación.

Documento básico de ahorro de energía en la edificación.

Ahorro de energía en edificios. Limitación de demanda de energía

Ámbito de aplicación
Esta sección es de aplicación en:
1.- Edificios de nueva construcción.
2.- Modificaciones, reformas o rehabilitaciones de edificios existentes con una superficie útil superiro a 1000m2 donde se renueva más del 25% del total de sus cerramientos.

Se excluye del campo de aplicación:
1.- Aquellas edificaciones que por sus características de utilización deban permanecer abiertas.
2.- Edificios y monumentos protegidos oficialmente por ser parte de un entorno declarado o en razón de su particular valor arquitectónico o histórico, cuando el cumplimiento de tales exigencias pudiese akterar de manera inaceptable su caracter o aspecto.
3.- Edificios utilizados como lugares de culto y para actividades religiosas.
4.- Construcciones provisionales con un plazo previsto de utilización igual o inferiro a dos años.
5.- Instalaciones industriales, talleres y edificios agrícolas no residenciales.
6.- Edificios aislados con una superficie útil total inferior a 50m2.

Procedimiento de verificación
Para la correcta aplicación de esta sección deben realizarse las verificaciones siguientes:
1.- Opción simplificada, basada en el control indirecto de la demanda enrgética de los edificios mediante la limitación de los parámetros caractrísticos de los cerramientos y  particiones ineriores que componen su envolvente térmica.
La comprobación se realiza a través de la comparación de los valores obtenidos en el cálculo de los valores límite permitidos. Esta opción podrá aplicarse a obras de edificación de nueva construcción que cumplan los requisitos especificados y a obras de rehabilitación de edificios existentes.
2.- Opción general, basada en la evaluación de la demanda energética de los edificios mediante la comparación de ésta con la correspondiente a un edificio de referencia que define la  propia opción.
Esta opción podría aplicarse a todos los edificios que cumplan los requisitos especificados.
En ambas opciones se limita la presencia de condensaciones en la superficie y en el interior de los cerramientos y se limita las pérdidas energéticas debidas a las infiltraciones de aire, para unas condiciones normales de utilización de los edificios.