Aislamiento de Cubiertas con Neopor. Ante todo, las cubiertas cumplen la función de proteger los edificios contra las inclemencias meteorológicas. Se diferencian en función de su forma, estilo y construcción. Los diferentes tipos de tejado y su ejecución dependen de la arquitectura y de la utilización.
MEjOR AISLAMIENTO EN LA CUBIERTA

En espacios habitados, como por ejemplo en los áticos, la protección térmica de los elementos constructivos exteriores juega un papel fundamental. El ahorro energético y la reducción de las emisiones de CO se ven influidos por la calidad del aislante térmico, así como por la hermeticidad al viento y al aire de los elementos constructivos.

NUEVA CONSTRUCCIÓN

El tipo y la ejecución de las medidas de aislamiento térmico en nuevas construcciones dependen de las medidas constructivas y del uso posterior que recibirá el edificio. En función del uso, se prescriben diferentes valores de aislamiento térmico de la cubierta del edifico que deben cumplirse, y que gracias a las excelentes propiedades de los aislantes de Neopor® se pueden realizar de forma simple y rentable.

EDIFICIOS VIEjOS Y RENOVACIÓN

En el caso de ampliaciones o modificaciones constructivas por una ampliación del ático o al añadirse un nuevo piso al edificio, en función del alcance de la medida constructiva, deben cumplirse ciertos requisitos en cuanto a protección térmica. La reducida conductividad térmica de los aislantes de Neopor® ofrece resultados especialmente buenos en estos casos.

AISLAMIENTO CON VISIÓN DE FUTURO

Aislamiento de Cubiertas con NeoporTeniendo en cuenta la prevención del cambio climático, la protección del medio ambiente y los crecientes precios de la energía, la protección térmica de los edificios es imprescindible. Un buen aislamiento térmico en las cubiertas, las paredes exteriores y el sótano es la piedra angular de un menor consumo energético. Para las nuevas construcciones y en la rehabilitación de edificios existentes, Neopor® ofrece soluciones de aislamiento ideales para prácticamente todos los elementos constructivos.

CUBIERTA INCLINADA

En cubiertas inclinadas, el aislamiento térmico puede realizarse básicamente a modo de aislamiento de cabrio superior, intermedio o combinado como aislamiento de cabrio inferior.

CUBIERTA PLANA

En cubiertas planas convencionales, el aislamiento se efectúa encima del forjado portante. El aislante debe soportar las cargas de una junta, de un revestimiento de grava o terraza, de una cubierta ajardinado, así como de nieve o remolinos de viento.

DESVÁN

El reglamento de ahorro energético ha obligado legalmente a los propietarios de muchas viviendas
a llevar a cabo mejoras en la técnica de aislamiento de su cubierta superior, puesto que estas medidas siempre resultan rentables. En función de la utilización del desván, la capa térmica puede realizarse con o sin un revestimiento transitable.