Aislamiento Interior en Trasdosados Sobre Perfiles. Descripción del sistema.

Sistema de aislamiento térmico y acústico de fachadas mediante placas de yeso laminado (PYL), montadas sobre un armazón metálico asociado a los paneles de lana de vidrio. Esta técnica se utiliza para la mejora del aislamiento térmico y/o acústico de cerramientos verticales exteriores. Proporciona cerramientos de baja inercia térmica, adecuados para edificios de uso discontinuo o con sistema de regulación de temperatura individualizado en cada dependencia. Incrementa el índice de aislamiento acústico a los cerramientos a los que trasdosa.

Ventajas:

– Aislamiento acústico.
El índice de aislamiento térmico es el mismo que el de un muro de doble hoja pero además el funcionamiento acústico masa-muelle-masa de este tipo de soluciones lo convierten en el sistema más efectivo para incrementar el aislamiento acústico de un cerramiento. Sistema muy útil por tanto en medianeras entre distintos edificios.

– Eliminación de puentes térmicos.
Se evitan los puentes térmicos en pilares y contornos de aperturas.

– Flexibilidad.
El trasdosado de placas de yeso permite el paso de instalaciones gracias a la flexibilidad de la lana de vidrio URSA GLASSWOOL sin necesidad de efectuar rozas.

– Facilidad de instalación.
El montaje «en seco» acelera los trabajos de construcción, reduce los tiempos de secado y minimiza el volumen de escombro. No se requieren andamios para su instalación.
La instalación no depende de condiciones climáticas. El trasdosado tiene menos espesor que un tabique de fábrica y permite mayores superficies útiles interiores de las viviendas. La perfecta planimetría de la placa de yeso permite pintar directamente, evitando el coste de un enyesado.

– Ideal para la rehabilitación.
En el caso de rehabilitación es importante destacar que no afecta a la apariencia exterior del edificio.