Aislante Intermedio en paredes de doble hoja de fábrica.

Sistema utilizado frecuentemente en construcciones nuevas para cualquier tipo de climatología. Está compuesto por fachadas de doble hoja de fábrica (cerámica u hormigón), la exterior portante y la interior de cerramiento y protección, con inclusión del aislante entre las mismas, con lo que se minimiza la transmisión del calor y se proporcionan cerramientos con inercias térmicas, amortiguaciones y desfases de la onda térmica moderados.

Ventajas:

Reducción del riesgo de condensaciones superficiales e intersticiales.

El poliestireno extruido es el aislante con mayor resistencia al paso del vapor. El producto tiene valores de coeficiente MU que oscilan entre 100 y 200. Estos valores permiten reducir el riesgo de condensaciones en las fachadas de edificios construidos en climas húmedos.

Dimensiones adaptadas a las fachadas.

Los productos de longitud 2.600 pueden instalarse de forma vertical, cubriendo con un solo panel toda la altura entre forjados. Sin embargo también existe la posibilidad realizar el aislamiento al tresbolillo con los paneles de 1.250 mm de longitud. Estas dimensiones permiten minimizar las mermas de aislamiento y aumentar la velocidad de instalación.