Cubierta ventilada con aislamiento bajo teja claveteada.

Cubiertas inclinadas de tejas de pizarra, cerámica u hormigón, instaladas mediante claveteado sobre un forjado o tablero inclinado que forma la vertiente de la cubierta. La cámara de aire ventilada entre la teja y el aislante asegura la no formación de condensaciones en el trasdós de la teja, y evita el sobrecalentamiento de la cubierta debido a la radiación solar. Además, permite habilitar para su uso el espacio bajo los planos de cubierta.

Ventajas:

Habitabilidad de la buhardilla.

El aislamiento por el exterior permite dejar libre el espacio de la buhardilla, y que este se encuentre en unas condiciones térmicas de confort.

Eliminación de puentes térmicos.

Los sistemas de aislamiento con paneles de poliestireno extruido, forman una capa continua sin presencia de puentes termicos (como puede suceder con sistemas de aislamiento entre viguetas) y, por tanto sin el peligro de formación de condensaciones en los mismos.

Carga sobre el aislante.

Las características mecánicas del poliestireno extruido (300 kPa de resistencia a compresión) permiten que las cargas de la cubierta (peso de la teja, cargas de uso, nieve, presión/succión del viento, erosión) puedan apoyar directamente sobre el aislante, sin que este se deteriore. Esto permite simplificar los sistemas de ejecución de todo tipo de cubiertas.

Durabilidad.

La baja absorción del agua del poliestireno extruido (inferior al 0,7%) y la resistencia al hielo – deshielo (característica crítica para evitar pérdidas de resistencia mecánica) lo hacen ideal en aquellas cubiertas donde el aislante se encuentra inmediatamente debajo