Corte y embalado del poliestireno extruido, proceso.
Proceso de corte:
El lateral de la banda de poliestireno extruido recibe un primer mecanizado al cortárse de forma recta, ajustando la anchura aproximada a la que va a ser el ancho final. En este proceso no se realiza aún el mecanizado lateral, ya que la banda está aún muy blanda y precisa de un proceso de estabilizado.

Inmediatamente después, mediante un mecanismo de guillotina, se cortan los paneles con la longitud deseada, interrumpiendo la continuidad del material que avanza por la cinta transportadora. Este sistema es completamente automático.
Proceso de estabilización:
Antes de mecanizar los paneles el gas asentado en su interior debe estabilizarse y los paneles alcanzar la temperatura ambiente. Por ello los paneles son colocados en una noria giratoria que los mantendrá en reposo durante una hora aproximadamente. Tras haber superado ese tiempo, la noria a dado una vuelta y el panel es devuelto a otra cinta transportadora para proseguir con el proceso de fresado y embalado.
Fresado:
La cinta transportadora introduce los paneles en la caseta de fresas donde estos son mecanizados. Una primera línea de fresas se encarga de realizar el mecanizado longitudinal para obtener la regularidad y tolerancias necesarias. Una segunda línea realiza el mecanizado transversal. Los diferentes mecanizados que pueden darse a los laterales del panel son el acabado recto, media madera o machihembrado.
Embalado:
Los paquetes una vez que salen de la caseta de las fresas trasversales entran en las diferentes máquinas de embalar. Estas máquinas envuelven con film todo un paquete. El número de planchas de cada paquete dependerá del espesor de las planchas. La altura del paquete será igual o lo más aproximado posible a 400 mm. Posteriormente el paquete es introducido en un horno para contraer el film retráctil.