Los materiales aislantes térmicos a base de grafito son una innovación reciente en el campo de la aislación térmica.

Debido a su alta conductividad térmica y su alta resistencia mecánica, el grafito se utiliza como un material de aislamiento térmico en una variedad de aplicaciones, incluyendo electrónica, automoción y edificios.

El grafito es un material altamente conductivo de calor y electricidad, lo que lo hace ideal para aplicaciones en las que se requiere una disipación efectiva del calor. Además, su alta resistencia a la deformación lo hace adecuado para aplicaciones en las que se requiere una alta durabilidad y resistencia.

Aquí podemos ver una pared con aislamiento térmico a base de bloques de poliestireno de grafito:

Materiales aislantes térmicos a base de grafito

Algunas de las ventajas de los materiales aislantes térmicos a base de grafito son su peso ligero, su alta conductividad térmica y su alta resistencia mecánica.

Fácil colocación con espigas de sujeción.
Altas prestaciones: Libre de puentes térmicos paramentos verticales interior e intermedio con cámara de aire.

Más información sobre aislamiento térmico a base de grafito AQUÍ

En resumen, los materiales aislantes térmicos a base de grafito son una innovación prometedora en el campo de la aislación térmica, y se espera que su uso continúe creciendo en el futuro a medida que se mejoren las técnicas de procesamiento y se reduzcan los costos.