Es un tablero aislante a base de poliestireno expandido, cuyo montaje sobre sistema de encofrado permite formar una superficie continua nivelada que soporta en la parte superior piezas de aligeramiento para construir forjados hormigonados «in situ», unidireccionales, reticulares y losas macizas.

La particularidad del sistema se halla en los perfiles metálicos que lleva el tablero insertado en su parte inferior con la función de soporte para la fijación de techos continuos a base de placas de yeso laminado (tanto directos como suspendidos). Los perfiles están separados 40cm y tiene la superficie punteada para facilitar la fijación directa de las placas y los distintos sistemas de techos suspendidos, así como para facilitar la fijación de las instalaciones y los canales de la tabiquería seca.

El tablero y las placas de zonas macizas también se pueden suministrar sin perfiles para acabados a base de enlucidos de yeso.

Ventajas:
Ahorro de tiempo.
– Fácil replanteo del forjado.
– Considerable reducción de los tiempos de construcción derivado de los trabajos en seco (techos y tabiquería).
– Facilidad en el montaje de instalaciones (rozas con cortadores térmicos).
Reducción de costes.
• Reducción del peso propio de os forjados.
• 25% – 30% (forjados unidireccionales bovedilla cerámica).
• Ahorro en armaduras en un promedio de 1,5Kg/m2.
• 30% – 38% (forjados reticulares bovedillas de hormigón).
• Ahorro en armaduras en un promedio de 4Kg/m2.
• Menores tiempos y menores costes en la instalación de techos y tabiques de placas de yeso laminado (PYL).
Minimiza la pérdida de altura libre en los techos.
Ayuda parea la fijación de carriles de tabiquería seca.
Acabados sin fisuras.
Ahorro de energía garantizado.
Aislamiento acústico asegurado.