Aislamiento de poliestireno extruido bajo cubiertas de tejas amorteradas.

Descripción del sistema:
Cubiertas inclinadas de tejas de cerámica u hormigón, instaladas sobre un forjado inclinado que forma la pendiente de la vertiente de la cubierta (entre 16º y 45º según la clase de teja).

Ventajas:

poliestireno extruido cubiertas tejasHabitabilidad de la buhardilla.
El asilamiento por el exterior permite dejar libre el espacio de la buhardilla, y que este se encuentre en unas condiciones térmicas de confort.
Aprovechar la inercia térmica.
El aislamiento exterior también permite aprovechar la inercia térmica del forjado inclinado, para que la temperatura interiror de la vivienda sea menos sensible a las variaciones de la temperatura exterior.
Eliminación de puentes térmicos.
Los sistemas de aislamiento con paneles de poliestireno extrusionado, forman una capa continua sin presencia de puentes térmicos (como puede suceder con sistemas de aislamiento entre viguetas) y, por tanto sin el peligro de formación de condensaciones en los mismos.
Carga sobre el aislante.
Las características mecánicas, permiten que las cargas de la cubierta (peso de la teja, cargas de uso, nieve, presión/succión del viento, erosión) puedan apoyar directamente sobre el aislante sin que este se deteriore. Esto permite simplificar los sistemas de ejecución de todo tipo de cubiertas.
Nivelación de la superficie de la cubierta.
En cubiertas inclinadas de teja árabe donde las tejas se fijan por cordones o pechadas de mortero a la superficie del aislante, el uso de paneles ranurados, permite resolver los desniveles del forjado inclinado y permite alinear las tejas.
Durabilidad.
La baja absorción del agua y la resistencia al hielo/deshielo (característica crítica para evitar pérdidas de resistencia mecánica) lo hacen ideal en aquellas cubiertas donde el aislante se encuentra inmediatamente debajo de la teja.