Reciclado del Poliestireno Expandido, proyecto ECO EPS.

¿Qué es El Proyecto ECO EPS?
Es una actuación promovida por la industria del poliestireno expandido a través de ANAPE (la asociación que representa al sector) con el que se pretende aumentar de forma significativa la tasa de recuperación y reciclado de los envases y embalajes de poliestireno expandido usados.

¿Qué son Los Centros ECO EPS?
Son empresas especializadas en el reciclado de poliestireno expandido que, en general, parten de empresas transformadoras de este material ya que una de las opciones de reciclado de los materiales recuperados consiste en introducirlos nuevamente en el proceso de fabricación del EPS.
Los Centros ECO EPS se constituyen de conformidad a lo dispuesto a la legislación establecida en materia medioambiental y de gestión de residuos. Además de su papel de empresas recicladoras actúan dando un servicio de acopio y transporte de los residuos en los puntos donde éstos se originan y concentran.

¿Cómo se recuperan los envases y embalajes usados?
El sistema recuperación depende de la naturaleza del residuo generado. De esta manera nos podemos encontrar con tres tipologías de residuos:
• Residuos industriales:
son los que se originan tras la utilización de embaajes de EPS de transporte de componentes de diversos productos que tras el ensamblaje han cumplido su función logística y pasan a convertirse en residuo. En esta situación y por la concentración del residuo cabe acumularlo en la industria generadora para su destino a un centro de reciclaje específico.
• Residuos del comercio y distribución:
En el caso del EPS se incluyen aquí las cajas de pescado y otros envases de alimentación (cárnicos, frutas y hortalizas) así como embalajes y bandejas agrupadoras de unidades de venta.
Estos residuos se originan en los mercados centrales, en mercados y supermercados, grandes superficies comerciales y pequeños comercios. Por otro lado los grandes comercios y distribuidores de productos de la electrónica de consumo, electrodomésticos, e informática pueden colaborar activamente en aportar un servicio al consumidor a la hora de retirarle los materiales de embalaje tras la entrega e instalación. En esta situación pueden proceder a acumular en sus almacenes las fracciones de EPS para su entrega a un Centro ECO EPS.
• Residuos domésticos:
Son los que se generan en los domicilios particulares provenientes de envases y embalajes de EPS para artículos muy diversos (gran y pequeño electrodoméstico, electrónica de consumo, juguetes, embalajes diversos…). Los ciudadanos pueden destinar estos residuos al contenedor amarillo o transportarlos a puntos especiales de tratamiento de residuos (Puntos Limpios, Ecoparques, Deixallerias…) donde admiten cantidades limitadas de residuos (de particulares o de pequeños comercios) que requieren de un trato especial. En el caso del EPS el notable volumen de algunos embalajes justifica esta vía de gestión de los residuos.

• Responsabilidad legal:
para los poseedores finales de los residuos de las dos primeras tipologías descritas la Ley de Envases y Residuos de Envases (Ley 11/97) establece en su Artículo 12º que deberá entregarlos en condiciones adecuadas de separación por materiales a un agente económico parsu reutilización, a un recuperador, a un reciclador o a un valorizador autorizados.

Fuente: Anape