Aislante de Lana Mineral con Revoco Exterior. Aislante intermedio en paredes de doble hoja de fábrica con revoco exterior.

DESCRIPCIÓN DEL SISTEMA:
Utilizado frecuentemente en construcciones nuevas para cualquier tipo de climatología. Compuesto por fachadas de doble hoja de fábrica (cerámica u hormigón), la exterior portante y la interior de cerramiento y protección, con inclusión del aislante entre las mismas, con lo que se minimiza la transmisión del calor y se proporcionan cerramientos con inercias térmicas, amortiguaciones y desfases de la onda térmica moderados.

VENTAJAS:
– Gracias a la estructura filamentosa de la lana, encierra aire en su interior proporcionando AISLAMIENTO TÉRMICO. Debido a su colocación en fachadas, como aislamiento intermedio, permite reducir la demanda energética del edificio, y mejorar el confort del usuario.
– Gracias también a la porosidad abierta de la lana, asegura su eficacia acústica, aumentando el INDICE DE AISLAMIENTO ACÚSTICO del sistema  constructivo de doble hoja de fábrica con aislamiento intermedio.
– Gracias a la no capilaridad de la lana, y al estar además el sistema protegido por un revoco exterior, hace que sea ESTANCO al agua.
INSTALACIÓN.

1- Cuando ya esté construida la primera hoja del cerramiento, se colocará sobre ésta el panel escogido, el cual irá fijado mecánicamente a la fábrica de obra o simplemente apoyado. Se recomienda rellenar completamente el espacio disponible entre las dos paredes para asegurar el máximo aislamiento y la inmovilidad de los paneles.
2- Una vez colocado el material aislante, se procederá a la construcción de la segunda hoja de fábrica de ladrillo. Esta técnica permite un incremento importante de ahorro de energía en cuanto a aislamiento térmico, puesto que reduce  las pérdidas de calor en las partes más frías de la vivienda además de aumentar el nivel de aislamiento acústico.

Nota: se utiliza el P0051 Panel Fieltro cuando la barrera de vapor no sea necesaria o el P1051 Panel Papel cuando sea necesaria.